Mi Blog

29. jul., 2015

Tiempos de urgencia, seres humanos urgidos y ajetreados, esperanzas mágicas de cambios, un mundo acelerado donde la reflexión y la crítica constructiva son valores a la baja. ¿Qué lugar tiene nuestra disciplina en estas condiciones? ¿Qué espera la sociedad, las personas concretas, los psicoterapeutas, de esta disciplina? ¿Qué hacen los psicoterapeutas que difiere de lo que hacen psicólogos y psiquiatras, pero que tiene fronteras y entrecruzamientos con la psiquiatría, la psicología y otras disciplinas donde el hombre ocupa un sitial central? O conformismo o inquietante extrañeza; o mejor un poco de cada una de estas cosas en nuestro quehacer cotidiano. ¿Donde estamos parados en una inter-trans-disciplina que es un cruce de caminos y que, de acuerdo a los tan mentados estudios basados en la evidencia empírica, demuestra ser efectiva? En fin, mucho para hilar, mucho para cortar. 

15. jul., 2015