En la cas-museo de Freud en Viena. Sala de espera de sus pacientes.